domingo, noviembre 20, 2005

Llevo tanto tiempo postear ni revisar mi propio blog que el explorer ya no llena el resto de mi dirección cuando escribo las tres dobleús, el punto y la erre. Pero si, sigo vivo, pero sólo si el estar vivo significa durar de viernes a domingo vestido en pijamas a pesar de estar sano, estar bronceado por el reflejo de la pantalla blanca del Microsoft Word y pasar hora tras hora con el messanger prendido bajo el status de 'appear offline'.

martes, octubre 04, 2005

Tenía un poco de miedo de ir. No de ese miedo consciente e incontrolable como niño que teme al dentista o claustrofóbico que está a punto de entrar a un lugar encerrado. Era miedo de alguien que teme ser defraudado. Hace 4 años, cuando escuche Aegytus Byrnum por primera vez quedé hipnotizado. Recuerdo haber tratado de entender el tiempo y los ritmos usados y no saber si estaba en 5/8 o en 3/3. Recuerdo escuchar ruidos gélidos y expansivos y saber que no tenía ni puta idea de dónde venían. Tenía miedo de descubrir que santa clos era mi papá, que los magos usaban trucos.

Llegamos a las 8:15. Desde el inicio todo se veia ligeramente surreal. Uno entraba por una puerta de vidrio y pasaba por un lobby con suelo de mármol. Al caminar por la sala principal, había ushers que abrian la puerta y otros mas que dirigían a cada persona a su lugar. Elegancia usada por jóvenes con jeans y converse. El Copley Musical Hall fue creado en los 1920's y es el lugar donde la sinfonía de San Diego toca regularmente. El estilo es barroco y hay pinturas en las paredes y lujo por doquier.

Empezó el primer grupo conformado por cuatro muchachas. Una tocaba el xylophome, otra el harpa y controlaba la computadora, otra mas que estaba en una esquina tocando varios pianos y una cuarta que empezó con el violin, siguió en uno de los pianos, luego armonizó haciendo sonidos con vasos medio-llenos de agua, y al final tomó un cerrucho y lo doblaba para crear música después de golpearlo con una baqueta o frotarlo con un arco de violín. Música hermosa.

Temí de nuevo. Otras veces me ha tocado que el grupo de apertura me impresione mas que el estelar. Recuerdo hace unos meses que Blonde Redhead me pareció mejor que Interpol, Franz Ferdinand mejor que los Yeah Yeah Yeah's, los Doves mejor que Cake.

Se alzó algo que pareciera ser una sábana gigante y se vieron sombras en el fondo. Alguien que se sienta en una batería, alguien que se acerca a un piano. Empiezan las primeras notas de Glósoli. Los músicos se veían como sombras gigantes, parecidas a uno de los videos clásicos de the cure. Luego aparecieron imágenes en la sábana y se alzó. En realidad no sabía que esperaba ver. Seguramente esperaba ver una computadora que estuviera creando la mayoría de los sonidos. No esperaba ver que el vocalista tocara la guitarra con un arco, no creí que vería al baterista cambiando 3 tipos de baquetas en una sola canción, no pensé ver a las cuatro mcuhachas que abrieron el show estuvieran sentadas en el fondo todandio los violines y el piano y no se cuantos instrumentos.

Hace días hablaba con Manuel y me decía que el nuevo CD, Takk, sonaba muy parecido a los demás. Yo estuve de acuerdo pero hoy me di cuenta que la gran diferencia no es cómo suene sino cómo se siente. Las rolas de Takk en vivo crean energía, ganas de imitar al baterista, ganas de cantar las canciones. Luego, despues de Gong, me hipnotizaron con track #1 de ( ). Luego bajó una pantalla al fondo e iniciaron una serie de visuales impresionantes. Todos relajantes, todos acordes con la música. Unos eran siluetas de pájaros que aterrizaban y volaban en un cable, otros, siluetas de insectos, otra nos llevaba por un laberinto de blanco y negro sólo para ver que de ahí saliera una figura tenue de una niña. Los visuales, en momentos, pasaban desapercibidos, mientras en otros llamaban la atención, La pantalla subía y bajaba, las luces cambiaban. Todo el rato el público callado, tal vez en expectativa, tal vez, como yo, en trance. Fueron las 2 horas mas rápidas de mi vida. Cometí el error de tomar soda antes de entrar y para la segunda canción quería ir al baño, pero me perdía y sólo recordaba mis necesidades fisiológica cada vez que el silencio era cubierto por aplausos. El tiempo desaparecía y sentía que mis sentidos estaban prendidos pero la percepción se saltaba un par de pasos y se iban directo a los centros de emoción.

Es el mejor concierto al que he ido. Sigur Ros... Takk.

lunes, octubre 03, 2005

Ahora si estuvieron de acuerdo

El Mexicano: Campeones
Frontera: México Campeón

domingo, octubre 02, 2005

Es cierto que el 2 de octubre no se nos olvida. Que bueno que ya hay una segunda razón para recordar.

3-0

jueves, septiembre 29, 2005

Para mi, el mejor momento para escuchar música es en la noche, en un carro, manejando rápido por una autopista, feliz. El Freeway era el 5 sur. Feliz por haber vencido un impasse entre yo, una pluma y una idea y por haberlo logrado mientras estaba, por primera vez en mi vida, sentado solo en un café, sin esperar la llegada de nadie. Tenía días que quería escuchar a Neutral Milk Hotel. Mientras lo hacía, me di cuenta que nunca había escuchado la rola 'From an airplane over the sea'; oído, claro, escuchado, no.

Hace rato, antes de abrir el blog chateaba. Me preguntaron si me gustó la rola porque me identificaba con ella. Dije que no. Mencioné la técnica, la letra, la voz, pero ahora que lo pienso, si me identifiqué. Me identifiqué con el peor tipo de nostalgias: La nostalgia del presente justo en el momento cuando haces todo para salir de él.

martes, agosto 30, 2005

¿Cómo me llamo?

De chico mis hermanos me decían igo, ma mamá también, también mis amigos de la infancia, mi papá, bebo. En la escuela fui Rodrigo, nunca Navarro, sólo Mayoral para aquellos ex-maestros de mi hermano que habían acostumbrado a decirle por su segundo apellido. Luego vino lo confuso, jugué soft con los Ojetes (no se las estoy rayando, asi nos llamábamos) y me puse Rod en el uniforme. Ahora soy Rod para todos mis amigos, pero si hablo por teléfono o toco una puerta y me preguntan quien soy, siento raro decir mi nombre de 3 letras. Sin embargo, e firmo mails y tags con Rod. En inglés prefiero que me digan Rodrigo pero mucha gente, al no batallar con el nombre completo, me dicen Rigo.

¿Cómo te llamas? preguntó el profesor. Como la pregunta anterior había sido cuántos metros cúbicos de tierra tiene un hoyo de 1 metro de largo por un metro de ancho por un metro de alto (ninguno, nos dice, porque un hoyo no tiene tierra), Marco dudó en contestar. ¿Cómo te llamas? le volvió a preguntar. Marco dijo su nombre como alguien que sabe que acaba de decir una burrada. El maestro sonrió. No, te llaman Marco, tu no te llamas.

lunes, agosto 22, 2005

Durante la semana (el miércoles pasado) vino Madrazo a Tijuana. El jueves aparecieron los encabezados así:

El Mexicano: Impresionante apoyo a Madrazo
El Frontera: Visita de Madrazo causa problemas viales
El Zeta: Acarreo

lunes, agosto 08, 2005

Creo que siempre que siempre que hablo de música y me preguntan cuál es mi grupo favorito, siempre digo que están los Beatles en primer lugar indiscutible y luego todos los demás. Seguramente algunos han de considerar que es una respuesta cliche (tal vez lo es), pero no ha habido un grupo que ha hecho más por la música rock que ellos. Sus innovaciones fueron tan trascendentes que ahora es difícil escuchar cualquier canción rock o pop que no tenga incluido en ellas algunos de sus descubrimientos. Leía allmusic.com y vi que tenían un artículo de los Beatles. Nunca había visto un par de párrafos que explicaran con tanta lucidez lo que tengo tiempo pensando:

So much has been said and written about the Beatles — and their story is so mythic in its sweep — that it's difficult to summarize their career without restating clichés that have already been digested by tens of millions of rock fans. To start with the obvious, they were the greatest and most influential act of the rock era, and introduced more innovations into popular music than any other rock band of the 20th century. Moreover, they were among the few artists of any discipline that were simultaneously the best at what they did and the most popular at what they did. Relentlessly imaginative and experimental, the Beatles grabbed a hold of the international mass consciousness in 1964 and never let go for the next six years, always staying ahead of the pack in terms of creativity but never losing their ability to communicate their increasingly sophisticated ideas to a mass audience. Their supremacy as rock icons remains unchallenged to this day, decades after their breakup in 1970.
Even when couching praise in specific terms, it's hard to convey the scope of the Beatles' achievements in a mere paragraph or two. They synthesized all that was good about early rock & roll, and changed it into something original and even more exciting. They established the prototype for the self-contained rock group that wrote and performed its own material. As composers, their craft and melodic inventiveness were second to none, and key to the evolution of rock from its blues/R&B-based forms into a style that was far more eclectic, but equally visceral. As singers, both John Lennon and Paul McCartney were among the best and most expressive vocalists in rock; the group's harmonies were intricate and exhilarating. As performers, they were (at least until touring had ground them down) exciting and photogenic; when they retreated into the studio, they were instrumental in pioneering advanced techniques and multi-layered arrangements. They were also the first British rock group to achieve worldwide prominence, launching a British Invasion that made rock truly an international phenomenon.

domingo, agosto 07, 2005

Por lo general cuando entro a una película tengo una cierta idea de qué esperar porque, por lo general ya he leido críticas o he oido comentarios, pero aquí no. Si había leído críticas pero siempre es difícil saber qué esperar cuando hay una conexión emocional. No me considero como una persona muy nostálgica pero si recuerdo que en primaria, en tiempo de vacaciones, me levantaba y prendía la tele para ver el Disney Channel. Me gustaban ver las caricaturas de Mickey y Pluto y me encantaba cuando pasabanRobin Hood o la Espada en la Piedra. En ese tiempo vi Marry Poppins y recuerdo que me encantaba Bedknobs and Broomsticks porque metían animación junto con los actores y terminaba con una escena en la que una bruja, Angela Lansbury, hacía un hechizo en el que una armaduras caminaban y asustaran a gente. Ahí vi Willy Wonka por primera vez. Fue un invierno. Recuerdo claramente la canción de los oompas, los dulces por todos lados y un elevador de vidrio que salía por el techo.

A parte de esto, no soy gran aficionado de Tim Burton. Siento que a veces le interesa mas usar su estilo visual que buscar el estilo que va de acuerdo con la película (Big Fish, por ejemplo) y que a veces tiende a ser cliche (recuerdo el excelente inicio de legend of sleepy hollow y el mal final). Así que cuando supe que el iba a dirigir Charlie and the Chocolate Factory, tenía mis dudas.

Las dudas desaparecieron desde la escena por arriba en la que se ven los camiones saliendo de la fábrica. No puedo evitar la comparación con la anterior y creo que esta es mejor en casi todo slos aspectos. El baile del abuelo de Charlie es mejor en esta película y la casa torcida es genial. Cuando leí las críticas, todas hablaban de cómo esta película estaba mas apegada al libro original. Hacían notar de cómo ésta era Charlie and the Chocolate Factory y la otra usaba a Willy Wonka en el nombre original. En aquella Willy era la estrella. Era el tío que todos quisiéramos tener. El Willy de Depp es todo lo contrario. Da miedo, y en realidad sólo sabemos que es hombre porque en las tomas de chico se ve como un niño normal.

A pesar de ser fan de 2001 odisea en el espacio, se me hizo que el homenaje se vio forzado y hay algunas frases malas como cuando una de las niñas va tras una ardilla y alguien dice 'don't touch their nuts'. Pero en general es muy buena. Depp, como siempre, es capaz de perderse en el personaje, siempre pensamos que vemos a Willy Wonka y no a Johnny Depp. La falla esta con el personaje de Willy. Supongo que no puede ser tan divertido como el de Wilder en la versión original, pero tal vez pudo haber sido menos raro.

miércoles, agosto 03, 2005

Después de un sábado de ver varias bandas que nacieron en los dos miles, no puedo evitar darme cuenta que todos los cantantes de grupos quieren ser Mick Jagger.

martes, agosto 02, 2005

Me preguntaron qué música traía y no recuerdo si mentí o si dije que no recordaba. Abrí la puerta, puse la tabla entre los dos asientos y los dos boogies enarenados en la cajuela. ¿Traes fugazi? Si, ahi debe estar. Le dio weba buscar. Prendí el carro y escuchamos Pavement. Estábamos cansados. Caro no se oía hablar y Manuel se disculpaba cada vez que cabeceaba y chocaba contra la tabla que dividía los asientos.

Seguido, cuando hablo de música con alguien, me dicen que cierta rola los pone de buenas o los deprime. Tal vez yo soy mas ensimismado que el resto de la gente pero en vez de que la música me cambie, yo sólo recibo placer de la música cuando embona con el momento, con el sentimiento. The Strokes son de verano, Radiohead suena extraño cuando hace calor y Elliott Smith y Bright Eyes sólo rifan cuando ando introspectivo.

Sentía cansada la espalda y recordaba la pantorrilla recién lastimada cada vez que pisaba el acelerador. Terminó Pavement e inició Summer in Abaddon de Pinback y justo ahí descubrí que el cuerpo deliciosamente cansado y la piel ligeramente calcinada combina con guitarras perezosas, piano repetitivo y una voz paciente.

Creo que las leyes de Murphy necesitan una actualización:

La música siempre baja mas rapido cuando uno esta a punto de irse a dormir.

domingo, julio 31, 2005

Me acuerdo del día que decidí abrir mi blog. Sanborns. Un Manuscrito. Mayra, Bruno, Amaranta. Platicábamos y yo comenté que yo no podría abrir un blog porque no era artista como los demás. Hubo un comentario y nació mi blog-nombre. Ahora, tres años después, me doy cuenta cómo, cuando pasa el tiempo (¿maduración?) hay poco espacio para esas ambiguedades, para esa mente abierta. Ya no me gustan los deportes, me gusta el futbol. Ya no me gusta la música, oigo indie rock. No soy morning-person, las películas son buenas o malas desde antes de verlas, ya no soy el artista sin arte, soy el escritor sin disciplina.

sábado, julio 30, 2005

Sufro de una nostalgia anormal. En vez de extrañar las cosas cuando las pierdo, las extraño al recuperarlas. Por eso, cuando estaba frente a las olas de Rosarito con mi tabla bajo el brazo, no podia evitar extrañarlas. El agua estaba mas tibia que lo normal, la corriente mas fuerte que lo normal y mi condición física peor que lo que recordaba.

miércoles, julio 06, 2005

Según NPR, la cumbre G8 es patrocinada por varias compañías. Por eso, en la primera página, en el folleto oficial hay un agradecimiento a varias de ellas, incluyendo Ford. Al darle la vuelta a la página, se ve una foto Tony Blair y debajo de ella reiterando su meta de bajar los gases que causan el global warming.

Site Meter